El divorcio express es una modalidad de divorcio en la que basta la voluntad de uno de los conyugues para disolver un matrimonio. Se le llama incausado porque no necesita una causal y se debe tramitar ante un juez.

Existen dos modalidades:

Express o incausado: Es cuando lo solicita uno de los conyugues ante la autoridad judicial. Lo que se manifiesta es una falta de voluntad para continuar con el matrimonio, y no se requiere señalar la causa. Como requisito indispensable, el matrimonio debe tener al menos un año.

Exprés por mutuo consentimiento o administrativo. En esta modalidad se decreta el divorcio y se tramitan los procedimientos relativos a la patria potestad (en caso de haber hijos), pensión alimenticia, partición de bienes, etc.

Ambas modalidades tienen ventajas por su rapidez, desgaste emocional menor, costo accesible y bienestar de los hijos (en caso de haberlos).