Este es uno de los derechos esenciales de la patria potestad en México, además es una de las fuentes más importantes del parentesco en la que jurídicamente el acreedor alimentario (hijo) le exige al deudor alimentario (padre) lo necesario para subsistir, en virtud de la situación familiar (adopción, matrimonio o divorcio).

La pensión alimenticia incluye la comida, los gastos de vivienda, vestido, educación, atención médica etc.

Este derecho no necesariamente termina cuando se cumple la mayoría de edad, ya que si el beneficiario sigue estudiando una carrera universitaria, puede seguir percibiendo hasta concluir los estudios.

No existe un tabulador fijo para determinar el monto de la pensión alimenticia. Este será determinado por un juez, atendiendo las necesidades del menor y la capacidad económica del deudor alimentario.

Si deseas saber más, envíanos un correo electrónico.