A partir del 18 de Junio del 2016 entró en vigor el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial, que es un modelo de juicio más transparente para sus procesos, e incluye el juicio oral.

En este nuevo proceso los jueces no darán un fallo con lectura de expedientes, sino será decidiendo a partir de declaraciones y pruebas que las partes inculpadas y acusatorias aporten durante una audiencia.

En este nuevo sistema de justicia penal se involucran tres partes de forma directa: la policía especializada (parte investigadora), Ministerio Público (parte acusatoria) y Jueces (parte resolutoria).

Existen algunas probables salidas para no llegar a este juicio, en las que sin embargo la víctima y el acusado podrán acceder a la justicia.

Justicia alternativa: En esta alternativa se logra un acuerdo entre ambas partes para reparar el daño, auxiliados por un conciliador.

Suspensión condicional del proceso: Si el acusado es la primera vez que comete un delito no grave, podrá solicitar al juez que suspenda el juicio, a cambio de aceptar su culpa, indemnizar a la víctima por los daños o asumir lo que el juez decida.

Criterio de oportunidad: El MP no puede acusar si el inculpado repara el daño o la víctima no muestra interés por dicha reparación. Esto es cuando, por ejemplo el daño es mínimo.

Si deseas conocer más, envíanos un correo electrónico